Siempre es con él

Creo que lo conocí justo cuando más necesitaba hacerlo,
cuando me había cansado de huir de los chicos.

Estaba en esa etapa en la que acabas de pasar por algo malo,
en la que un estúpido te ha vuelto a desquebrajar
y mandas el amor a la mierda.

Después de que aquel falso caballero
jugara con mi alma hasta romperla en mil pedazos,
me quedé tan gélida por dentro
que comencé a buscar relaciones en las que pudiera quemarme.

En realidad, esta búsqueda de víctimas ardientes no sirvió de mucho,
no logró aliviar el daño que me habían hecho.

Me gustaba arder entre pieles que no me amaban,
pero después siempre llegaba el vacío.

La distancia entre el deseo y el arrepentimiento era solo una noche.
Mientras amaba a esos chicos, incluso a esos hombres
me sentía viva como el sol cuando nace en la madrugada.

Pero después de amarlos a contrarreloj
comenzaba a morir como una flor que se queda sin agua.

En realidad, solo quería apagar un poco el daño
que aquel cabrón me había dejado.

Era incapaz de darme cuenta
de que esos chicos a los que «amaba» solo acentuaban el dolor.

Y así fue como me fui perdiendo poco a poco a mí misma,
como olvidé mi esencia
en pieles, sábanas, habitaciones
con las que no tenía nada que ver.

Estaba en ese punto
en el que el pasado pesa demasiado
y se está tan cegada, que es imposible ver
que todo lo que ocurrió no volverá a suceder.

Así fue como lo conocí.

Salía del cine con la mirada perdida
y un dolor tan extenso y visible
que cualquiera lo habría visto al pasar a mi lado.

Pero él no lo vio cuando se acercó a mí,
ese jueves 23 de un invierno que estaba durando demasiado.

Él solo vio la oportunidad,
todos mis sueños concentrados en mis ojos oscuros.

Piernas atléticas, paso ligero, andares de seguridad.
Barba de varios días, mirada desafiante.
Chaqueta de cuero, pantalones desgastados.

Tan consciente de su atractivo con esos aires de rey del rock and roll.

Recuerdo la sonrisa cálida con la que me pidió el teléfono
y lo bien que me sentí al dárselo sin conocerlo de nada.

La copa a la que él me invitó
y que yo acepté.

No sé qué extraño motivo me llevó a encontrarlo,
ni cuál fue la razón por la que nuestros andares perdidos
acabaron encontrándose.

Nunca he sabido qué es lo que mueve a dos personas
que jamás se pensaría que pudieran entenderse
a fundirse tan bien la una con la otra.

Él era un alma buscando un rumbo
y yo un corazón completamente perdido.
Supongo que esa desorientación común
fue lo que hizo que termináramos por encontrarnos.

Ahora me cuesta imaginarme sin sus manos ágiles,
sin su mirada traicionera,
sin su boca.

Intento imaginar un presente en el que no sea el protagonista.
Pero no puedo.

Siempre es con él.

Miss Poessía

Copyrighted.com Registered & Protected  FXXT-KLIQ-2DE3-QZDO

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Anuncios

Escrito por

Canarias, 20 febreros. Estudio Filología Francesa. Soy una mortal más que intenta descifrarse a través de las palabras y que escribe para saber lo que siente.

4 comentarios sobre “Siempre es con él

  1. Hola Giulia, muy buenas noches,
    “mandar el amor a la mierda” linda expresión =)

    Pieles, sábanas y habitaciones… plural?
    ufff alguien debe ponerle elasticos nuevos a sus ropas … se ve que caen con facilidad jajajaja
    disculpa la risa, es que cuando uno está medio mal le busca la risa a todo para contra ponerse.

    Después de terminar la lectura no tengo mucho mas que decirte que: -tú no tienes la edad que dices tener,
    o algo anda mal =)
    excelente de punta a punta,
    no solo que no cansas al lector sino, que quieres seguir leyendo, eso es muy bueno, aunque no sé si es palabra autorizada la mía, un simple don nadie que en sus ratos libres solía escribir =)

    Aplausos para ti.

    por cierto, piernas atléticas, paso ligero, andares de seguridad.
    Barba de varios días, mirada desafiante.
    Chaqueta de cuero, pantalones desgastados… estuviste viendo mis fotos de luventud? jajajjaja

    Te deseo un bonito domingo en familia
    un cálido abrazo

    perdón no venir mas seguido =(

    Le gusta a 1 persona

  2. ¡Buenas, Ariel!
    Qué alegría me ha dado verte de nuevo por aquí, tus comentarios siempre me aportan muchas cosas y me sacan unas risas (que oye, parece que están en peligro de extinción hoy en día). Jajaja no te asustes, mis escritos suelen ser mitad real y mitad imaginación. Es decir, están basados en hechos reales pero hay cosas que no lo son. Ah y veo que me has descubierto, tú fuiste mi inspiración ;P
    Gracias, de verdad, gracias y más gracias por conseguir siempre darme un empujoncito y hacer que esto de tratar de descifrarse en palabras siga valiendo la pena.
    ¡Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

Déjame leer tu valiosa opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s