La ola más poderosa del Mar Muerto

Ella sujetaba el bolígrafo en la penumbra de su habitación, mientras pensaba en qué podía escribirle esta vez. Al mismo tiempo, sostenía entre sus alargados dedos un cigarrillo a medio consumir, y cuando el último bucle de humo se extinguió aún no había logrado escribir ni una sola palabra en el papel amarillento. Sabía que no debía fumar, pero, joder, era tan joven y libre, tan viento…

Además, no lo hacía a menudo, digamos que era un vicio temporal. Su otro vicio era él. Temporal también, por supuesto, ya que no hay nada en la juventud que no esté teñido con la palabra fugacidad. Le gustaba escribirle poemas, y luego leérselos abrazado a él tras haber viajado a la felicidad entre sus brazos. Sabía también que los vicios son traicioneros, pues en cualquier momento se corre el peligro de acabar enganchada a ellos. Sin embargo, no podía evitar escribirle.

Él era un chico ola, un nómada. Cambiaba constantemente de océanos, era incapaz de permanecer en las mismas aguas mucho tiempo. Pero eso a ella no le molestaba, al contrario, le hacía sentir que juntos eran la ola más poderosa del Mar Muerto.  A pesar de que a ninguno le gustaban esos absurdos tópicos, como el de la media naranja, cuando se unían eran una auténtica tormenta imparable. Ella siempre tan viento, y él tan ola…

 Transcurrió más de media hora y en la mesa se amontonaron las cenizas de tres cigarrillos, pero ella seguía sin saber qué escribir. Podría haber descrito su manera de sonreírle con los ojos, el modo en el que él había sobrevolado sobre su presente inundándolo todo de alegría o la convicción que había sentido de que debía estar con él cuando lo vio aparecer en la facultad de Filosofía y Letras con un poemario de Cummings, varios libros de Benedetti y la mirada más nostálgica que había visto jamás.

Al pensar en esto puso en el tocadiscos un poco de música clásica, la «Sinfonía nº 3» de Beethoven, a ver si la inspiración llegaba de súbito. Entonces sintió unos húmedos labios en la clavícula, y al girarse lo vio. A él, y esa mirada que ya no era tan nostálgica.

 – No te he escuchado – dijo, y lo besó.

– Normal, tenías la música altísima. ¿Qué hacías?

 – Escribirte – respondió, mientras al mirarlo a los ojos sentía que cada vez estaba más cerca de traspasar esa línea en la que el vicio se convierte en adicción.

 –  Amor, ¿por qué nunca escribes en calma? – apagó la música y sujetó con fuerza su cintura atrayéndola hacia él sin dejar de mirarla.

 –  Nunca nada de lo que haya sido escrito que verdaderamente valga la pena se ha escrito con calma.

Él acarició sus mechones de chica viento, deslizó suavemente los dedos por la piel de su espalda mientras poco a poco subía su camisa. Ella revolvió su corto pelo de chico ola y arrancó en un movimiento todos los botones que la separaban del paraíso ardiente de su piel.Esa madrugada viento y ola se fundieron en la tormenta más devastadora que se ha registrado en la historia.

Y batieron el récord del mundo en quererse.Y ella se dio cuenta, cuando despertó a su lado, de por qué no podía escribirle nada.

No podía escribir porque ahora era feliz

y no sabía cómo gestionarlo.

Miss Poessía

Copyrighted.com Registered & Protected  FXXT-KLIQ-2DE3-QZDO

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Anuncios

Escrito por

Canarias, 20 febreros. Estudio Filología Francesa. Soy una mortal más que intenta descifrarse a través de las palabras y que escribe para saber lo que siente.

6 comentarios sobre “La ola más poderosa del Mar Muerto

  1. Jajaja no revele usted mis oscuros secretos… Muchísimas gracias, a mí también me encanta la tuya, eres de los pocos que se atreven a relatar la realidad sin filtros.
    ¡Un abrazo, que todo vaya bien!

    Me gusta

  2. Es la primera vez que me paso por tu blog!!!Y me has dejado encantada, he estado ojeando varias entradas y me han gustado mucho!! Siempre que tenga un rato intentaré pasarme!!

    Un saludo!!

    Te dejo la web de nuestro blog, para que tú también nos descubras!!!Nos leemos!!!

    Me gusta

  3. Muchísimas gracias, yo sí que he quedado encantada con estas palabras, me han motivado muchísimo. Por supuesto que me paso por el blog en cuando tenga un momento, yo también tengo muchas ganas de descubrirles…
    Es un placer que se hayan dejado caer por mi humilde rinconcito, aquí siempre serán recibidos con los brazos abiertos.
    ¡Un abrazo, nos leemos! ♡

    Me gusta

  4. Hola Miss Poessia, muy buenas noches,
    primero… -nada de cigarrillos eh … guacala =(
    segundo… -nómada? que te dije de andar hurgando en mi pasado? je je je
    tercero….
    -sin palabras… superas las espectativas.

    Con que…. -” No podía escribir porque ahora era feliz?”

    cuando estás en el paraíso no hay tiempo para andar escribiendo ,
    y el que lo hace, desperdicia el tiempo (amar, besar, acariciar, abrazar.
    .. escribir? naaaaaaaaaaaaa) =(
    (espero haberme dado a entender)

    Por cierto, si, estoy en extinción… (con respecto a tu respuesta anterior)
    ojalá que no lo hayas dicho por la edad eh,
    “primero los dinosaurios y luego yo” quién sigue? je je je

    Te deseo un lindo resto de semana
    un beso grande

    Feliz otoño!

    Le gusta a 1 persona

  5. ¡Hola, Ariel! 😉
    Vaya maravilla de comentarios me escribes, en serio, es un placer entrar después de un agotador día y encontrar palabras como estas. Jaja me has vuelto a descubrir, estuve unos días dando una vuelta por tu pasado.
    En cuanto a lo de desperdiciar el tiempo escribiendo, tienes razón, creo que hay sensaciones que por mucho que intente escribir y describir, jamás podrían ser encerradas en palabras.
    Por supuesto que no lo dije por la edad jeje.
    ¡Feliz otoño y muchos besos!

    Le gusta a 1 persona

Déjame leer tu valiosa opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s