Mitos que matan las metas

Tú no necesitas una media naranja, porque aceptar que somos mitades de una naranja significa asumir que nos van a exprimir hasta hacernos zumo. Y sí, a veces está bien hacerse zumo por alguien, en ocasiones es incluso inevitable. Pero la decisión de que te expriman debe ser personal, no podemos dar de antemano al otro el poder de sentirse dueño de un cincuenta por ciento de nosotros mismos.

Tampoco necesitas creerte eso de que el amor todo lo puede, porque no es así. Que sí, que es muy bonito utilizar frases de Mr. Wonderful y pensar que el amor siempre triunfa. Pero a veces el amor no es suficiente, porque a veces no basta solamente con dejar la puerta abierta, también hay que dar motivos suficientes para quedarse. Y si has pensado demasiadas veces en dar un portazo y marcharte, ya va siendo hora de que saltes por la ventana y empieces a volar lejos de quien quiere atarte las alas, de que sueltes el huracán de sueños que llevas en las entrañas para que devasten sus inseguridades.

No confíes en quien te diga que no puedes mirar a otros, que él es exclusivo, que no hay nadie más. No se trata de a quién miras, sino de a quién querrías contemplar como una obra de arte hasta que tus ojos memoricen cada uno de sus rasgos y quieras intentar convertirlos en poesía. No se trata de quién hace que sientas fuego bajo la piel, sino de quién ha devuelto el calor a tu vida cuando tus emociones estaban bajo cero. No es con quién quisieras acostarte, sino quién querrías convertir en el paisaje que veas al abrir los ojos trescientas sesenta y cinco mañanas al año. No se trata de ser el segundo plato ni el primero, se trata de hallar a esa persona con la que quisieras practicar el canibalismo y pasar siempre directamente a los postres.

Tampoco sospeches que tu felicidad está unida a alguien y que una pareja debe comportarse como una unidad. Si lo compartes todo con tu pareja, probablemente llegues a un punto en el que no seas capaz de reconocerte a ti misma si no te ves reflejada en sus actos. No se trata de hacerlo todo juntos, de compartir el mismo espacio ni de tener las mismas compañías. Se trata de entender que el espacio y la lejanía son necesarios para entender, desde la distancia, que es el único al que querrías agarrar de la mano para luego saltar al mar desde lo más alto del acantilado. Porque, cuando una persona te da libertad, descubres que ya ni siquiera temes la osadía salvaje de las olas porque se queda corta al lado de dos bocas insolentes que generan maremotos.

Nunca te fíes de eso de que los polos opuestos se atraen. A veces, las diferencias son insalvables. A veces, dos personas son tan diferentes que llega un día en el que se miran a los ojos y ya no son capaces de descubrir qué era aquello que los unía. Yo también cometí una vez el error de pensar que me sentía atraída por un polo opuesto, pero ahora sé que no se puede sentir atracción por un polo que ha perdido su magnetismo.

Olvídate de celos, de posesiones y de eternidades. Lo más valioso que podemos poseer es un momento compartido junto a esa persona que queramos convertir en el sujeto de todos nuestros verbos, con la que queramos conjugar perpetuamente nuestro presente en primera persona del plural. Los «hasta nunca» suelen estar disfrazados de «para siempre».

Así que, por favor, hazte un favor y destruye los mitos que matan tus metas.

Miss Poessía

Copyrighted.com Registered & Protected  FXXT-KLIQ-2DE3-QZDO

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Anuncios

Escrito por

Canarias, 20 febreros. Estudio Filología Francesa. Soy una mortal más que intenta descifrarse a través de las palabras y que escribe para saber lo que siente.

2 comentarios sobre “Mitos que matan las metas

  1. Ay ay ay, me dices cosas así y me sonrojas jaja. Esperemos que alguien te oiga, eso sería para mí un sueño, pero también hay que tener en cuenta que el mundo editorial es muy complicado y hay mucho talento ahí fuera. Aunque por otro lado, si Belén Esteban ha publicado un libro, ¿por qué no voy a ser capaz yo? Jeje…
    Muchisimas gracias por todo el apoyo que siempre me brindas, en serio, espero pasar yo también por tu rinconcito en cuanto tenga un momento.

    Le gusta a 1 persona

Déjame leer tu valiosa opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s