Ven

Ven, que quiero ver cómo lo dejas todo
y descubres que a veces alejarse de las raíces
te revela nuevas formas de crecer.

Ven, que quiero que me agarres fuerte de la mano
y que demos un largo paseo por tus cicatrices.

Ven, que me gustaría hacerte ver que los miedos
que custodias en el lado izquierdo de tu pecho
pueden convertirse en alegrías
si encuentras a esa persona que sepa conjugarte.

Ven, borremos nuestro desastroso
historial de relaciones, hagamos borrón y cuenta nueva.

Quiero formatear los malos recuerdos
que te impiden avanzar, que conmigo
puedas borrar a las personas que te duelen
y crear espacio para nuevas memorias
que serán inolvidables.

Quiero quedarme bien grabada
en el disco duro de tu vida.

Ven, preséntame a tus monstruos,
enséñame a bailar con tu pena,
que quiero hacerla danzar
hasta que caiga al suelo
muerta de cansancio.

Y que sea la felicidad nuestra nueva
compañera de baile.

Ven, que quiero que me agarres de la cintura
y que sepamos por fin cuál de los dos está más sordo del pie.

Ven, que ansío besarte con los labios
llenos de primaveras y que,
aunque estemos en verano,
tu vida empiece a oler a flor.

Quiero demostrarte que a veces
puedes llegar hasta los pétalos
sin necesidad de clavarte antes mil espinas.

Ven, que deseo que hagamos caso a Twain
y soltemos nuestras amarras.
Que naveguemos lejos del puerto seguro
y atrapemos los vientos alisios en nuestras velas.
No quiero que pasen veinte años
y que esté más decepcionada por las cosas
que no hice que por las que sí.

Ven, que anhelo escuchar tu acento
en mi oído
sin más distancia entre nosotros que la piel.

Ven, que quiero dejar de escribirle
a este folio
y poder escribir con mi índice
sobre tu espalda.

Ven, que mi habitación
se está cansando de verme pensar en ti,
que te sueño tanto que mi almohada
me pide que cambie un poco de tema.

Ven, que tal vez necesitemos
despertar juntos para saberlo.

Ven, que necesito tenerte cerca
para saber por fin a qué se refieren tantos poetas
cuando hablan sobre la alegría.

Ven, que quiero que escuchemos a Damien Rice
sin sentirnos tristes.
Y también que Mumford & Sons y Coldplay
sean nuestra banda sonora.
Ver 500 días juntos y también
Sexo fácil, películas tristes.

Ven y háblame de tus libros favoritos,
de tus «yo nunca»,
de tus caídas,
de tus sueños,
de tus prisas
y de tus risas.

Ven, que quiero que me leas
fragmentos de tu libro
antes de irme a dormir.

Ven, besayúname.

Ven, que quiero convertirme
en tu ladrona de besos particular.

Ven y hagamos que estos sean
los mares en los que nos sumerjamos
cuando estemos en llamas.

Ven, subamos al Teide
y veamos las estrellas,
besa las constelaciones de cicatrices
de mi piel.
No te bajaré la luna,
tengo algo mucho mejor para ti.

Ven y olvidemos las prisas,
establezcamos la risa como himno.

Ven, que nunca he estado
más segura de querer saltar.

Ven, o voy yo.

Pero vamos.

Miss Poessía

Copyrighted.com Registered & Protected  FXXT-KLIQ-2DE3-QZDO

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Anuncios

Escrito por

Canarias, 20 febreros. Estudio Filología Francesa. Soy una mortal más que intenta descifrarse a través de las palabras y que escribe para saber lo que siente.

3 comentarios sobre “Ven

Déjame leer tu valiosa opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s