La poesía de ahora

La poesía de ahora es rompedora, ha venido a dibujarse libre y sin métrica y a quebrar el molde en el que la habían encerrado durante tantos siglos. Ya no hay reglas poéticas en el verso, no hay límites ni restricciones y las metáforas vuelan más alto que nunca. A la imaginación le han crecido alas y no hay normas que puedan cortarlas ni poner fronteras al cielo.

La poesía de ahora se cuela traviesa entre los bares de Malasaña y estampa en tus oídos la belleza en cualquier recital mientras el sabor de esos versos en tu mente se mezcla con el de la cerveza en tu boca.

La poesía de ahora se ha aburrido de su encierro y ha decidido salir del papel. Puedes verla pintando con frases los pasos de peatones de Madrid, adornando con palabras los muros más tristes de tu ciudad, estallando en tus ojos como un grito cuando navegas por tus redes sociales, produciendo en tus oídos un orgasmo auditivo cuando la escuchas en YouTube desde los labios de Loreto, Sara Búho o Mónica Gae.

La poesía de ahora tiene alma viajera y se ha propuesto cruzar los siete mares, pisar los cinco continentes y pasearse por todas las ciudades del mundo a golpe de retweet. Es una poesía generosa que se comparte por todo el mundo para que la sensación que tuviste cuando leíste esas palabras pueda sentirla otra persona en unas coordenadas distintas. Es como esa hija que partió a descubrir mundo y ya no quiere regresar a la casa de sus padres.

La poesía de ahora es una veinteañera atractiva que ha seducido a millones de personas.

La poesía de ahora ha venido a sacudir el polvo de la literatura, a crear sus propias reglas, a mejorar el mundo con su hermosura, a barrer debajo de la alfombra y poner esa mierda de la sociedad delante de los ojos de quienes dicen que no existe.

La poesía de ahora es César Brandon dejando huella; nos ha demostrado que un poeta, con su simple presencia y la verdad de su voz, puede ganar un concurso televisivo como Got Talent. Y que Telecinco puede producir a veces contenido decente.

La poesía de ahora está en los pies de foto de la gente que posturea en Instagram y en las imágenes de los que se hacen los intelectuales en la playa.

La poesía de ahora es bella por su sencillez y nos enseña que a un sentimiento puro o a una cicatriz convertida en verso no le hacen falta adornos, que a veces vale más la imagen que las mil palabras. Llega hasta lo más profundo de las entrañas y retumba entre los recovecos que se habían quedado sin música, planta girasoles sobre las grietas del pasado y besa las cicatrices como lo hacían nuestras madres cuando nos caíamos de pequeños. Y es que, a veces, la poesía es eso: una madre que nos ayuda a aprender de cada caída y de cada dolor, que nos hace ver que el mejor regalo es vivir con las rodillas magulladas porque, aunque escueza, de esos rasguños se extraen las mejores enseñanzas.

La poesía de ahora viene pisando fuerte y, quien diga que no vale, tiene un corazón inmune a la belleza.


Miss Poessía

Copyrighted.com Registered & Protected  FXXT-KLIQ-2DE3-QZDO

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons

Anuncios

Escrito por

Julia. Canarias, 21 febreros. Estudio Filología Francesa. Soy una mortal más que intenta descifrarse a través de las palabras y que escribe para saber lo que siente.

13 comentarios sobre “La poesía de ahora

  1. Tienes razón. Pero a lo que me refiero es que la poesía de ahora no está tan sujeta a las normas y a la métrica. La de antes también estaba llena de belleza y transmitía, por supuesto, pero creo que estamos ante un cambio de estilo que da más libertad a los escritores y que, al ser más sencilla y sin tanto adorno, llega a más personas. Muchas gracias por este bonito comentario.
    Besos 😉

    Me gusta

  2. Te entendí 😀
    Y me gusta más la libertad
    Será porque odio las normas y soy demasiado anárquico

    Lo que me refería es que tu poesia puede ser tanto de la antigua (rimas… Métrica…) como de la nueva.
    Tienes un algo muy bueno dentro que lo sabes plasmar en tus poemas
    😘

    Le gusta a 1 persona

  3. Jajaja yo también odio las normas, la verdad. No sabes lo que me alegra leer un comentario así, me has halagado. Es un placer que mi poesía te llegue de ese modo, eso me motiva mucho. Besines 😘

    Me gusta

Déjame leer tu valiosa opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s